A Travellerspoint blog

December 2012

Chile, el Norte y el Centro

sunny 22 °C
View vagabundeando on freddop's travel map.

Arriving at the border way past their opening hour the migration and customs official were ready to help but the dude from the agricultural check proved uncooperative and suggested I should sleep in my car in this no man's land until the next morning. But I was finally allowed me to enter Chile by foot, so I could get to know the border town of Ollagüe at 11pm with a pack of stray dogs in tow and learn that the twon's three Bed & Breakfasts were full. I ended up talking with a nice lady, whose introduction to her place was “yes, we have an extra room, but you probably won’t like it”. A bed was all I needed, and at this point the blood stains on the sheets did not concern me. The next morning I was at the dot of the opening hour at the border to learn that electricity was down and that they were planning to open an hour late. Chatted with the nice customs official, had a good breakfast and finally got the paperwork to drive by beautiful lagoons on a dirt road to Calama, where my first quest was to find some new tires and get alineación y balanceo para la bestia negra con tecnología Chilena. A nice drive to San Pedro de Atacama followed, where I chilled in their cool restaurants and bars. The next three days were full-on driving; first through the salt flats and mining areas to Antofagasta and then along the coast and Valle del Elqui to La Serena with some stops at surf spots arriving in Santiago for a very nice evening out with Elena. At the crack of dawn of Sunday I picked up the copilot for the last part of the trek, Stefan. After exploring some of Santiago together, the decadence was in full swing in the wine region of Colchagua, were we duly stocked up on some nice bottles and made our way to the hippie-surfer town of Pichilemu. After a fun weekend we left in direction to Patagonia, with a highlight at Frutillar – Germany in the 50s in Chile – wow.
Here are the pictures.

P1080683.jpg

Posted by freddop 19:39 Archived in Chile Comments (0)

Bolivia

sunny 25 °C
View vagabundeando on freddop's travel map.

10 años desde que pasé un año increíble en Bolivia he vuelto para unas semanas de maravilla, lleno de recuerdos - momentos de otro mundo. Encontré Coral en La Paz por un fin de semana con buenas fiestas y un viaje a Cochabamba, donde encontré los buenos amigos de la U – realmente lindo un descanso de todo lo nuevo que encontré en este viaje y un recuerde de todo lo bueno del pasado – las fotos tal vez dan una impresión.

Salí de Cochabamba el lunes – 6 días antes que el vuelo de Stefan llegue a Santiago, 3000 kilómetros – va! El primer día a Uyuni y allá la aventura boliviana realmente empezó. 80km antes de Uyuni y 80km después del último pueblo en medio de la nada una llanta se descompuso …pero total. Una tormenta después estuve en el camino otra vez con mi llanta extra, pidiendo a cualquier poder de arriba y abajo que las otras llantas duren – porque aparte de unos camiones que me pasaron cada media hora no había nadie que me hubiera podido ayudar y el camino estaba bastante feo.

Pasé por el Salar d’Uyuni – una maravilla! - y llegué a Uyuni – puh. El próximo día recorrí todo el pueblo y encontré una llanta que estaba más o menos el tamaño de los míos para tener una extra para el tramo del día hasta Chile. Toda la gente que pregunté me indicaron que solamente hay un camino por la dirección que quería recorrer a Chile y después de llenar mis bidones estaba en el camino.

Con unos puntos en mi GPS que no me sirvieron para nada estaba en el medio de la nada – hermoso el paisaje – pero pucha, no estaba cierto a veces si era camino o campo, totalmente solo en el altiplano y lo único que era cierto era que nadie me ayudaría… Después de destruir otra llanta y medio perdido en el altiplano, sabía que mi aventura boliviana ya está en camino. Crucé un río que no apareció muy profundo (pero bueno la realidad era bastante diferente) y por suerte tenía la velocidad desde el principio para llegar al otro lado y después de manejar por una hora en la obscuridad, llegué a la frontera cerrada. Por suerte podía convencer la buena gente de la aduana y de la migración de hacer los tramites fuera de su hora de atención y me abrieron la barrera de la frontera para salir a la tierra de nadie hacía Chile en la noche – me sentí como en una película.

Las fotos están aquí
P1080542.jpg

Posted by freddop 19:07 Archived in Bolivia Comments (0)

(Entries 1 - 2 of 2) Page [1]